Voy a ser muy sincera; antes estaba muy pendiente de mostrar siempre el peinado adecuado para cada situación, y la vida no hacía más que despeinarme, una y otra vez …

Hasta que aprendí a dejarme llevar por la vida, a aceptar y a verme bien con todo tipo de peinados … porque al final de eso se trata: no de ser una mujer «perfecta», sino de sentirte bien. En armonía, con esa vida que «despeina».

¿La vida te despeina?

Soy Victoria, ¿hablamos?
victoria@delaexperienciaalequilibrio.com
#emociones #armonía #vida